Nuevo préstamo del Banco Hipotecario para refaccionar viviendas aún sin ser propietario

bhu El Banco Hipotecario del Uruguay (BHU) lanzó el nuevo crédito para la refacción destinado a realizar obras que mejoren el estado y el confort de la vivienda, en unidades indexadas, por un monto máximo equivalente a U$S 10 mil, con un plazo de hasta 5 años. La tasa de interés anual es de 8,5% para no ahorristas y 8% para ahorristas.

El anuncio tuvo lugar en un acto realizado en la Casa Central del BHU, presidido por la ministra de Vivienda, Arq. Graciela Mulsera y el presidente del BHU, Ec. Jorge Polgar contó con la presencia de la vicepresidenta y del director del organismo, Cra. Ana María Salveraglio y Cr. José Damonte y gerentes de la institución bancaria.

El préstamo está en vigencia desde el pasado martes 16 de noviembre en todo el país.

Se trata de un crédito ágil, con las mejores condiciones del mercado –no se exige garantía hipotecaria– y cuya final es contribuir, dentro de la política pública de vivienda, con mayores instrumentos para mejorar la calidad de vida de los uruguayos.

Los clientes deberán calificar como sujeto de crédito para el BHU, ser empleado, jubilado o pensionista; y con ingresos brutos mínimos de $ 15.000 y $ 19.000 para empleados públicos y privados.

Para ese producto se destinará un monto de US$ 30 millones anuales, mientras que para créditos hipotecarios será de US$ 110 millones.

El presidente del BHU, Jorge Polgar anunció que uno de los requisitos para acceder al préstamo es que el trabajador titular perciba ingresos brutos mínimos de $ 15.000 (empleados públicos) y $ 19.000 (privados). En el Interior las cifras son menores pero el BHU no especificó cuáles son. También se les exigirá una antigüedad laboral de seis meses en empleo público o de tres años en uno privado, aunque también serán sujetos de crédito los jubilados y pensionistas.

Polgar destacó que se tratará de un crédito «muy ágil» del punto de vista notarial y al que se podrá acceder «en cuestión de días». Una particularidad es que no se exigirá hipoteca, sino que se emitirá un vale.

«La persona que solicita el préstamo no necesita ser propietaria del inmueble a refaccionar, tiene que estar habitando en él», agregó Polgar.

La cuota no podrá exceder el 30% de los ingresos del solicitante y la única forma de pago será por retención del salario. Los gastos de tramitación serán menores para los ahorristas (500 UI), mientras que el resto de los solicitantes deberán enfrentar un costo de 1.000 UI.

La ministra de Vivienda, Graciela Muslera, dijo en la conferencia que, según el último censo, existen unas 800.000 viviendas que no están en condiciones de completar su habitabilidad. En ese conjunto existen desde inmuebles ruinosos hasta otros con problemas de mantenimiento.

Polgar dijo que no se sabe con certeza qué porcentaje de los habitantes de esas viviendas son sujetos de crédito, pero que con las condiciones que exige el producto «no tiene riesgo de quedarse corto en la demanda». Los interesados podrán informarse a través del teléfono 1911.

Fuente: www.delconstructor.com